Un paraje muy bello, si no fuera por las amenazas que lo moran.

–Lordan Hauster, Cronista de las Tierras Desoladas.

Conocidos también como camino del sur, los Acantilados Imperecederos son la zona sureña de costa de las Tierras Desoladas que conecta Istek con Asufeld. Su grandiosidad os dejará boquiabiertos, así como las sorpresas y peligros que esconden.

Descripción Geográfica

Los Acantilados Imperecederos

Cuando uno llega a los acantilados descubre una zona de gran belleza, con el mar al fondo y el viento acariciando la cara, con ese olor a salitre característico de las zonas costeras. Sin embargo, lo que el viajero no suele tener en cuenta es lo peligrosa que esta zona.

Una vez accedemos a ellos, nuestra única posibilidad de seguir adelante es bajar a la zona de playa que hay junto a las enormes paredes rocosas, pues es la única forma de seguir hacia Asufeld debido a que la maleza se ha tragado el viejo camino que iba por la parte superior de los acantilados.

Cuando decidimos descender empecé a descubrir el por qué estos acantilados no son transitables, bandadas de Gaviotas nos atacan sin miramiento alguno, si amigo lector, ha leído bien ¡Gaviotas!. Por si no fuera poco, más adelante, unos seres parecidos a pequeñas tortugas que andan sobre dos patas también son hostiles, no solo son resistentes gracias a sus extraños caparazones, sino que son numerosos. Según mi guía estos seres se llaman Kappas y parecen ser originarios de las Islas Esmeralda. Ignoro como han podido llegar a esta parte del continente, pero algún irresponsable ha debido traerlos de contrabando y han ocupado este lugar como suyo.

Un Kappa salvaje

Hay que remarcar que en Asufeld hay una señora en el puerto que comprará cualquier parte de la concha de estos Kappa o las plumas de las Gaviotas. Para que los quiere, no lo puedo saber.

Siguiendo por las playas de los acantilados, llegará un momento que solo podremos seguir a través de una húmeda cueva. Siento decepcionar al lector cuando decidí hacer esta parte del tramo en una barcaza que nos ofreció su ayuda, cruzando hasta el siguiente cabo. Pero según mis apuntes, en esta cueva podría encontrarse algún secreto oscuro y misterioso. Según viejas historias de marineros, se asegura que en ella se levantan los cadáveres de antiguos marineros, corsarios y piratas, incluso se habla de que se pueden encontrar grandes lagartos conocidos en la zona como Cocodrilos Marinos.

Una vez en el último cabo de los Acantilados Imperecederos, el camino hacia Asufeld se hace visible para poder ascender fuera de los acantilados, y una vez subida su pedregosa cuesta, Asufeld se encuentra a muy poca distancia.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.