Baila mi pequeño, baila para mi y sumérgete en el éxtasis de la bailarina roja

–Sacerdotisa de Astar a un bailarin

Astar fue una hermosa humana, que viajaba por el mundo, recolectando historias. También bailaba y cantaba para las gentes de los pueblos y ciudades, y siempre promovía las fiestas, la diversión y el consumo de bebidas alcohólicas, ya que liberan el espíritu.

Viajó por todo el mundo conocido, y vio muchas cosas. Se dice que incluso cantó para Grera (o en su contra), y que desde entonces hay una gran enemistad entre la semiorco y la bailarina, sobre todo porque consiguió escapar de la ira de la tirana entre risas cantarinas.

Ascendió a deidad ya que en su larga vida consiguió conocer una gran cantidad de historias, además de llevar la alegría y las fiestas a rincones del mundo que no solo no las conocían, sino que las necesitaban desesperadamente. Llamó así la atención no solo de Qhrâ, sino también de Ilmeh, la cual se convirtió en una gran amiga de Astar.

Astar es la patrona de las artes de las Tierras Desoladas, la bailarina eterna y la escritora consagrada. Es la patrona de todos los artistas y oficios relacionados con el arte o la escritura de historias, representaciones, etc.

Es bastante querida en la sociedad de la región, aunque los sectores más conservadores la consideran a ella y a sus seguidores una suerte de juerguistas que no quieren hacer nada mas en la vida que vivir del cuento y pasarlo bien. 

Pese a ello todos aprecian lo que sus sacerdotes hacen por todas las Tierras, ya que representan la alegría de la vida y sus historias siempre son entretenidas y bienvenidas en cualquier pueblo. 

Los principales aliados de Astar son Hala, Roibo y Eodas, ya que todos ellos tienen bastante afinidad con distintas artes. Es buena amiga de Ilmeh, ya que ambas sienten un gran amor por el conocimiento, y la principal protectora de Astar es Serafine, a la que la señora de la danza considera como su mejor amiga, aun con la enorme diferencia de caracteres entre ellas.

A Astar le disgustan Rodgar, Kovash y Lughma, pero a quien realmente odia es a Grera, ya que si hay algo que la diosa de las artes valore, es la libertad, y Grera representa la muerte de la misma. Considera muy apuesto y caballeroso a Valan, aunque también un poquito estirado de más.

Clérigos de Astar

Los clérigos y sacerdotisas de Astar son conocidos por promover las artes, la alegría y la buena convivencia, siendo bastante amantes del alcohol y las fiestas. Suelen multiclasear como bardos.  

Algunos de esos clérigos multiclase son músicos, cuentacuentos, pintores o escritores conocidos, y todos adoran las artes. Sus rezos se realizan a última hora de la tarde, antes de que la noche y la juerga invadan sus espíritus. Estos consisten en algún tipo de ofrenda artística, normalmente un canto, un baile o un poema, cualquier tipo de expresión artística en realidad.  

Durante las noches de luna llena, los siervos de Astar hacen una gran fogata y cantan y danzan, haciendo una gran fiesta bajo la atenta mirada de la diosa. Estas fiestas suelen ser legendarias, ya que corren la comida y la bebida en grandes cantidades y suelen hacer las delicias de los menos favorecidos, ya que los siervos de Astar no rechazan a ningún amante de las fiestas, sin importar su condición social.  

Tal vez esto se deba a que Astar no tiene templos, ya que ella no requiere de rezos o reflexión como la mayoría de los dioses. El Arte es lo que importa, la función debe continuar y la vida es una fiesta, por tanto, cualquier lugar con un escenario o que se use para la práctica de las Artes no se considera tal hasta haber recibido la sacralización por parte de un sacerdote de Astar, convirtiéndolo en suelo sagrado dedicado a ella.  

Dogma

Deja que el éxtasis de la alegría libere tu espíritu, pues no has de negarte a pasarlo bien en una fiesta siempre que puedas. No desdeñes nunca el poder liberador del alcohol, pues solo cuando somos nosotros mismos podemos expresarnos verdaderamente. El mejor rezo es el Arte, ya que te permite expresarte con total libertad, es un rezo que no solo escuchamos tú y yo, sino que compartimos con todo aquel que nos rodea, y esa es su misión: liberarnos de las ataduras. No destruyas nunca una obra artística ni permitas que se le haga ningún daño, y no temas crear tus propias obras, pues la inspiración de las Artes es algo que todos pueden sentir al menos una vez en su vida. 

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.