“El camino sagrado central es un lugar de paso y espiritualidad. Caminar por este sendero ayuda a cualquiera a encontrarse con los dioses... si son los correctos.”

–Peregrino

Senda Sacra.jpg

Los estudiosos de la geografía creen que el Camino Sagrado fue en sus orígenes una senda creada por los primeros hombres, y luego empedrado y nombrado como tal por los ethurios. En muchas ocasiones se le añade el apellido "central", pues fue durante mucho tiempo una de las rutas más transitadas del Continente, y su localización bien podría representar el ecuador de las Tierras Desoladas. No es raro escucharlo nombrar como la Senda Sacra, también.

El sendero va desde el Castillo de Tarante hasta Shamar. Desde colinas hasta montañas, el camino atraviesa una gran variedad de accidentes geográficos, pero su trayecto es, en su mayoría, plano.

No tanto por su dificultad sino por su extensión, esta vía es un lugar de peregrinaje, meditación y culto para los devotos de deidades benévolas, especialmente las que tienen una presencia fuerte en la gran urbe Sagrada, Shamar. Recomiendo al viajero hacerse con unas buenas botas y no desviarse del camino principal, ya que, aunque los caballeros Santos suelen proteger el camino para la buena gente que acude a la gran ciudad, no es raro encontrar pequeños desvíos que están plagados de bandidos y asaltantes nocturnos.

En cuanto a la fauna y flora, el clima es típico del norte: frío. Algunos viajeros han comentado la aparición durante las estaciones más gélidas de "osos lechuza". Pese a haberlo recorrido en varias ocasiones, no he sido capaz de toparme con ninguna de esas criaturas.

La Luz del Peregrino

En el punto preciso en el que la Senda Sacra está más cercana al río Reagar, unos frailes de Qhrâ construyeron un altar al Dios de Todos. Poco a poco, alrededor de ese pequeño santuario fueron edificando

La Luz del Peregrino.jpg

primero una cabaña, luego un refugio y, finalmente, un Hospicio que hace las veces de taberna y otras de iglesia. Se bautizó como la Luz del Peregrino.

Con una única estancia en la que se concentra un comedor, una fogata y una barra donde se sire comida y bebida, es el lugar perfecto para hacer un alto en el camino alejado de las incomodidades de la intemperie. Además, el Peregrino tiene una iglesia del "Dios de los Rostros", o lo que es lo mismo, un lugar bendecido por clérigos de muchas deidades donde prácticamente cualquier devoto de deidades no malignas puede recibir el favor de su Dios.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.