Tierras Desoladas Wiki
Advertisement
Tierras Desoladas Wiki
Id esta noche a beber meados en la taberna, o a meter vuestras pollitas en algún agujero. Pero a las seis de la mañana... Vuestros culos serán míos...

–Steiner, Capitán de la milicia de Istek

El Capitán Steiner era el líder de la milicia de Istek, así como su instructor y la autoridad militar más importante de la aldea.

Hombre serio y seco, no era alguien que tenga muchos amigos. Su vocabulario era soez, malhablado y hasta desagradable. A más de un miliciano o aventurero les había sacado las lágrimas, bien por sus palabras o su instrucción.

Pese a su mal carácter, Capitán Steiner era un profesional de los pies a la cabeza. Antes de ser Capitán de Istek fue un mercenario en su juventud. Años más tarde fue nombrado capitán de la guardia de la ciudad de Galparan. Sin embargo, tras una mala relación con el Alcalde de la ciudad, Asdrul Hannur, renunció a su cargo y se trasladó a la aislada y apacible aldea de Istek.

Los asuntos políticos no le interesaban. Su única prioridad era la seguridad de la aldea de cualquier invasión o asalto procedente del bosque, ya sean bandidos, trasgos o animales salvajes. Pagaba a los aventureros o viajeros por pruebas de bandidos eliminados en los alrededores.

A pesar de que contaba con una escasa milicia de aldeanos en sus tiempos, Steiner insistía en entrenarlos día y noche, llevándolos al extremo. Pues lo viejos hábitos de soldado profesional no se olvidaban para este viejo perro de guerra.

Su relación con Maerem el Rojo era delicada, pues es normal que discutan por los asuntos que afecten a la aldea de Istek. Llegó hasta el punto del ajusticiamiento de este último por sus crímenes, disfrutándolo de sobremanera con una amarga sonrisa.

Steiner murió a la larga edad de 80 años. Incluso en sus últimos momentos obligó a sus jóvenes reclutas a dar 50 vueltas alrededor de Istek con sacos, y aunque su muerte causó pena en sus hombres, un sentimiento de alivio les recorrió por un momento.

Su tumba descansa junto a la de su ex esposa, la ya fallecida Anne, antigua capitana de Galparan.

En la actualidad, su nieta Oneil Steiner ha recogido su testigo. Haciendo honor a su abuelo tanto en su disciplina militar, así como su vocabulario, actitud y por que no decirlo, su mala leche.

O incluso peor.

Advertisement