Tierras Desoladas Wiki
Advertisement
Tierras Desoladas Wiki
Planes-mod.jpg

Los Dioses

Los Dioses aparecieron hace cientos de miles de años como consecuencia de la creación del dios primordial, Qhrâ. Sus hijos fueron los que conocemos como dioses elementales (Dunia, Serok, Kalah, Krag, Darum y Lham) que junto con su padre crearon el mundo. Durante la época previa al Imperio los dioses eran venerados y apreciados por todas las criaturas de la Tierra llegando algunas de estas criaturas mortales a ascender a divinidades, pero con la llegada al poder de los Archimagos y la creación de la Magocracia, fueron olvidados y reprimidos, siendo el Emperador considerado como el dios verdadero, dejando a los otros dioses de lado y olvidandolos poco a poco.

En la actualidad se han recuperado los viejos cultos a los dioses y grupos de adoradores de todo tipo han surgido por las Tierras Desoladas. Gracias a esto los dioses se relacionan con las criaturas mortales de manera más o menos evidente. Siempre escuchan las plegarias cuando se les llama, pero no tienen porqué responder siempre a ellas. Esto dependerá ya de la naturaleza de la divinidad, así como de sus intenciones, intereses y de qué y quién le pide alguna cosa.

Las divinidades pueden adoptar formas mortales, tanto animales como humanoides, normalmente para comunicarse directamente con sus fieles o para guiarles (o castigarles) de algún modo, aunque, en antiguas crónicas de antes del Imperio se habla de los dioses caminando por la Tierra, en lo que se conoce como Edad Oscura, donde los dioses tomaban una forma concreta y se paseaban entre los mortales. Pero en ningún caso se inmiscuyen en exceso en asuntos mortales y siempre van a dejar que sean ellos quienes resuelvan sus problemas y conflictos. Una ayuda más o menos evidente es lo máximo que se puede esperar. 

Los Planos

Por el momento lo único que se sabe de los dioses es que viven en un plano diferente al terrenal, en un sitio conocido como Éter, donde cada dios habita su dominio concreto hecho a su imagen y semejanza. Estos dominios se encuentran en el Plano Celestial. Además encontramos otros dos planos muy importante: El plano terrenal, donde encontramos el Planeta Tierra y en su interior las Tierras Desoladas y a todas las criaturas mortales y el plano de la Muerte, donde las criaturas que mueren viajan antes de acceder al Monte Celestial, los dominios del creador Qhrâ o al infierno conocido como Athrax.

El plano de la Muerte

Shadowfell.jpg

Las criaturas inteligentes al morir viajan al Reino de las Almas, un lugar ubicado en el Plano de la Muerte. Las almas, poco después de morir, empiezan su viaje hacia al Oeste, cruzando el gran Mar Sombrío hasta el lugar donde ningún barco ha regresado jamás. Algunas historias de marineros afirman haber visto en la noche espectros caminando sobre el agua hacia el oeste, pues cuenta la leyenda que el Plano de la Muerte se entremezcla con el Plano Terrenal.

Se dice que allí descansan las almas hasta que son llamadas por los dioses para ocupar un nuevo cuerpo, en ese momento beben el agua de los dioses y olvidan por completo sus experiencias. Pero se dice que algo del carácter y, a veces algún recuerdo, siempre queda en estos nuevos mortales.

Todos los dioses tienen acceso al lugar de reposo de las almas pero es Cehaiss, el Espectro, señor de la muerte, quien se encarga de su cuidado. Una vez en dicho plano, el alma se entrevistará con el Cambista del Reino de las Almas y éste decidirá si el alma merece volver al plano terrenal o ya por fin descansará en el Monte Celestial junto a Qhrâ, para lo que deberá pagar al espectro para que lo lleve en su barca hasta el mismo Monte. Si el espectro decide enviaros al Athrax, las tierras se abriran bajo vuestros pies y caeréis al abismo, en tal caso, mucha suerte.

El rito para despedirse de los muertos es muy variado según regiones: Entierros, cremación, llevados al mar, etc. Algunos mortales son capaces de contactar con las almas de los muertos que todavía no han partido, durante los días siguientes a su fallecimiento, pero son muy pocos los que lo consiguen y se dice que solo algunos sacerdotes son capaces de convocar almas y regresarlas al Plano Terrenal.

En cualquier caso, ningún alma invocada ha revelado jamás información relacionada con después de su muerte, como si al volver al mundo olvidase todo lo que ha visto una vez muerto.

Advertisement