Adora a la madre tierra hija mía, pues ella te dará fertilidad para tus campos y para tu vientre.

–Una madre hablando con su hija.

Dunia es la hija de Qhrâ, nacida en la creación de la tierra por Qhrâ y los dioses elementales. Ella es la madre tierra, la señora de todo lo natural y de la fertilidad en las Tierras Desoladas.

Su relación con sus hermanos elementales no es todo lo buena que pueda parecer, aunque para Dunia en general todos son iguales, menos Krag, al que considera su hermano mayor favorito por ser el elemental de la tierra, a la que ella también representa.

Se conocen varios templos y capillas a Dunia. En casi cualquier ciudad hay una capilla, pero en Istek y en Aldalón encontramos los dos templos más grandes. En el resto de poblaciones incluso en cualquier zona de granjas aisladas, es posible encontrar una capilla dedicada a la madre tierra.

Se dice que también algunos druidas que buscan en Dunia un equilibrio entre la civilización y la naturaleza y hacer que la naturaleza se adapte a la novedad, forman algunos círculos druidicos de gran importancia en el sur de las Tierras Desoladas.

Dunia mantiene una guerra constante con Lughma por su visión salvaje y aniquiladora de la naturaleza y teme a los sacerdotes de su hermano Serok, a los que considera incautos y unos locos.

Clérigos de Dunia

Los miembros del clero de la Madre Tierra se dividen en dos facciones de aproximadamente el mismo tamaño. Aquellos clérigos que se ocupan de los granjeros y trabajadores agrícolas de las ciudades, pueblos y villas se refieren a si mismos como los Pastores, mientras que los que pertenecen a la facción más natural y antigua que se encarga de los territorios salvajes se llaman a si mismos, con un toque de arrogancia, los Verdaderos servidores. Aunque un clérigo de Dunia puede moverse por ambas facciones a lo largo de su vida. Los miembros de ambas sectas no reconocen una autoridad central, siendo la suya una fe altamente individualista.

Los clérigos y druidas de Dunia a veces hacen doblete como granjeros y jardineros, y los Pastorales frecuentemente tienen posiciones de gran respeto en las comunidades rurales. Normalmente nacen en pequeñas villas o granjas de campo, y mientras que unos pocos acuden para evitar las ciudades completamente, la mayoría llegan a la iglesia a través de un aprecio por la belleza natural, un sentimiento de paz, cuando se esta de pie en el centro de un campo sembrado bajo la luz del sol estival. Se ganan la admiración de sus iguales reforzando la producción y alejando desastres naturales o los depredadores con sus conjuros. Tampoco tienen ningún problema en arremangarse y unirse a los habitantes locales en la época de cosecha, manteniendo sanas a las familias de granjeros y proporcionándoles un par adicional de manos (incluso para las tareas más arduas y serviles). La cosecha y la creación del vino es especialmente importante.

Los clérigos y los druidas rezan para sus conjuros a la puesta del sol. El clero tiene pocas fiestas organizadas. Se instruye a los fieles para que den gracias a Dunia cada amanecer y en cada momento en que la belleza natural del mundo les llene de gusto. Una tradición ancestral de la iglesia mantiene que una pareja de recién casados debe pasar su primera noche en un campo recién labrado, lo cual se supone que asegura la fertilidad de la unión. La fertilidad desempeña un importante papel en la fe de Dunia. Hay una celebración hedonística durante en Verdor que alienta el exceso de bebida, comida, danza y comportamiento sin inhibiciones.

Los clérigos de Dunia reúnen el conocimiento de saber Naturaleza y saber Religión en una sola habilidad "Saber: Religión".

Dogma

Respeta la naturaleza tal y como es y ayuda a todos a que la entiendan y la respeten y cuiden, pues de ella nace la vida y ella les da alimento. La civilización no tiene porque ser maligna con la naturaleza per se, házselo ver a aquellos que viven en las ciudades y ayuda a todo aquel que viva del campo.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.