Tierras Desoladas Wiki
Advertisement
Tierras Desoladas Wiki

Oh, Elaa señora del hogar, protege a mi familia de todo mal mientras estoy fuera por mi patria y mi señor.

–Oración de un padre antes de partir a la guerra y dejar su casa.

La señora de la sanación, la guardiana de la llama eterna de Qhrâ, Elaa es junto con Dunia, la hija predilecta de la deidad suprema, la deidad más joven y una de las deidades más queridas en todas las Tierras Desoladas.

Como guardiana de la llama eterna de Qhrâ, Elaa es la guardiana del Gran Templo de Shamar, donde se custodia dicha llama y donde se adora además a los dioses gemelos Serafine y Valan

Esta deidad es la patrona de los sanadores y las matronas, la señora del hogar de las Tierras Desoladas y en definitiva una deidad bondadosa que muestra una cara amable a todos los habitantes que rinden culto a Elaa. 

Aparte del Gran Templo de Shamar, hay una capilla de Elaa en todas las poblaciones de la región, además de los pequeños altares que casi todas las familias tienen dedicados a ella en sus propias casas a modo de altar protector de la familia. A destacar el templo de Puerta del Tral, uno de los más grandes que tiene la diosa. 

Sacerdotisas de Elaa

Aquellos que deciden dedicar la vida plenamente a Elaa deben saber que solo las mujeres pueden acceder al sacerdocio de esta diosa y que los hombres solo podrán convertirse en adalides de la misma o en guardianes del templo. 

Tanto las sacerdotisas como los adalides le rezan a media tarde y lo hacen con una pequeña lámpara, no más grande que un amuleto que siempre llevan consigo y nunca dejan apagar en recuerdo de la llama eterna del Gran Templo. Sus seguidores son conocidos como grandes sanadores mágicos y normalmente guardan una gran relación con los seguidores de Ilmeh y una espantosa relación con los seguidores de la señora de la no-muerte Qui'lla y de Lughma (Por el simple hecho de portar el fuego eterno, algo que no gusta a los protectores de la naturaleza salvaje). Las sacerdotisas de Elaa emplean su curación a través de rezos divinos en conjuros directos, sin embargo, las propiedades curativas más terrenales quedan lejos de su dominio (como podrían ser extractos de plantas y medicina antigua basada en la naturaleza). Dicho de otra manera, una sacerdotisa de Elaa siempre empleará su curación divina directa y tendrá como último recurso el empleo de brebajes y tónicos naturales, mientras que los sacerdotes de Dunia funcionarán a la inversa.

Dogma

Ayuda a todos los que estén doloridos, no importa quienes sean y sánalos aunque te lo impidan. Los verdaderamente santos toman el sufrimiento de los demás. Si tú sufres en su nombre, Elaa estará allí para sostenerte. Únete a tu causa con firmeza si es justa, sea cual sea el dolor o el peligro. No hay ninguna vergüenza en una muerte llena de significado. Oponte a los tiranos y no permitas que una injusticia quede sin oposición. Enfatiza la naturaleza espiritual de la vida sobre la existencia del cuerpo material.

Advertisement