Ilmeh te iluminará con su eterna sabiduría. Cierra los ojos y medita, pues en su ceguera Ilmeh es eternamente sabia.

–Profesor hablando con un alumno en la Universidad de Shamar

La señora del conocimiento, la madre de la inteligencia y el aprendizaje. Ilmeh es posiblemente una de las deidades con más crecimiento de seguidores en las Tierras Desoladas. Es una deidad pacífica y cada vez más querida, pues gracias a ella los habitantes de esta región han logrado salir de la pobreza en los últimos siglos y logran cada vez más avances hacia una recuperación total de la región. Además gracias a las acciones de sus discípulos en la guerra contra La'Shan lograron salvar gran parte de las Tierras.

Ilmeh tiene varios templos: El gran templo en el Oasis del Espino, el templo de la Verdad en Puerta del Tral y la Casa de la Sabiduría en Lerion, allá en el Bosque Verde. Los sacerdotes al cargo de su fe en esos tres templos forman el Triunvirato de la Sabiduría, el órgano que rige la fe de Ilmeh en las Tierras. Este triunvirato está en una especie de guerra no declarada contra el Papado de Shamar, que quiere volver a los tiempos en los que la magia estaba prohibida.

Clérigos de Ilmeh

Los seguidores de Ilmeh se manifiestan como grandes estudiantes, maestros y sabios y cada vez son más respetados por los habitantes de toda la región. En general el clero de Ilmeh se dedica a la enseñanza o a investigar nuevas formas de mejorar la vida de sus convecinos. Sus templos suelen ser grandes escuelas y tienen grandes bibliotecas, donde cualquier puede ir a consultar sus escritos.

También los arcanos son sus principales adoradores, algo que en algunas de las sociedades más cerradas de las Tierras Desoladas, como Shamar, Tarante o Istek, ha causado grandes problemas a la fe de Ilmeh.

Rezan al mediodía, cuando el sol está más alto y las ideas son mas claras. Suelen encender una pequeña barra de incienso con la que meditan y se concentran para alcanzar nuevas ideas y el conocimiento pleno.

Dogma

Ama todo conocimiento por si mismo. No la trates solo como un arma para cambiar la forma del mundo a tu voluntad. La verdadera sabiduría es saber cuando no utilizarlo. Esfuérzate por utilizar tus conocimientos según tus poderes se desarrollen, pues a menudo la amenaza o la promesa de su uso sobrepasan su funcionamiento real.

La magia es el Arte, el Don de la dama ciega, y aquellos que la utilizan son realmente privilegiados. Se humilde, no orgulloso, aunque seas consciente de ello. Utiliza el Arte de forma hábil y eficaz, no descuidada y temerariamente. Trata siempre de aprender y crear nueva magia.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.