¿De verdad pretendes ir a Alto Caledorn sin ropa de abrigo? Kalah acabará contigo...

–Consejo de guía de montaña.

El gran elemental del frío y el hermano más próximo a Darum, es el menos adorado de todos. No se sabe con ciencia cierta si existe algún templo dedicado a Kalah, aunque es posible y según cuentan algunos de los que han logrado subir a la cima, que en el pico del Alto Caledorn, escondido detrás de conjuros ilusorios y protegido por grandes bloques de hielo, se encuentre la llamada Catedral Helada, el templo más grande de Kalah en toda la Tierra.

Principalmente sus seguidores son aquellos que viven en zonas de gran frío, como el norte o las Islas Heladas, también los habitantes de las cordilleras centrales de la región desolada. Aunque hace milenios que no se sabe de ellos, los Gigantes de la Escarcha son su mayor creación y siempre adoraran al frío elemental, así como los elementales de escarcha y de hielo y otras criaturas similares.

Clérigos de Kalah

La iglesia de Kalah no tiene una organización jerarquiza más bien los clérigos suelen vagar libremente por las Tierras Desoladas y actuando de forma independiente.

Los clérigos suelen moverse en las zonas donde es invierno anunciando el poder de su deidad e incluso llevando diversos encargos a la gente que este dispuesta a pagar. Estos encargos son variados, desde misiones en zonas de enorme frío y que solo ellos soportan, hasta proteger a la gente del frío.

Sus clérigos rezan siempre antes del atardecer en el lugar más frío que puedan encontrar allá donde estén, invocan el poder helado de Kalah y si se encuentran en lugares con hielo o nieve, realizan estos rituales casi desnudos, para poder sentir el poder de su señor.

Dogma

Cubre todas las tierras de hielo. Sofoca el fuego donde quiera que lo encuentres. Deja entrar a los vientos y al frío; destruye las barreras contra el viento y haz agujeros en muros y tejados para que mi aliento pueda entrar. Produce oscuridad para ocultar el maldito sol y que la gelidez que trae Kalah pueda matar.

Toma la vida de una criatura ártica solo en gran necesidad, pero mata a todos los demás seres cuando lo desees. Haz que toda la Tierra tema al elemental del Frío Eterno. Reverencia a Kalah y canta tus alabanzas en cualquier brisa gélida o viento invernal. No levantes tu mano contra ningún otro clérigo de Kalah.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.