¿Mesrin...? Si antes era el olor a pescado, ahora solo tienes que seguir esa neblina verde, aunque no te recomendaría visitar ese lugar...

–Lordan Hauster, Cronista de las Tierras Desoladas.

Mesrin se encuentra en la parte noroeste de la región de los ríos. Tanto el castillo, como y la pequeña ciudad fueron un foco de poder e influencia en esta región durante un tiempo. Los hermanos Mesrin, señores del Condado hasta su desaparición, tuvieron fama de tramposos y contrabandistas y a pesar de estas prácticas, su fortuna y su poder se vio aumentado de forma enorme con el paso del tiempo.

Por desgracia la antaño floreciente Mesrin se encuentra ahora en un estado irrecuperable, siendo un mero espejismo de lo que antaño fue. Tras las Guerra de los Ríos y el ataque del Dragón de las Sombras, Mesrin no es más que una serie de ruinas infectas, repletas de peligros y muertos vivientes que poca gente se atreve a atravesar.

Historia y Descripción

La ciudad fue construida alrededor del Castillo de los hermanos Mesrin, al final del camino del Noroeste y muy próximo al Mar Impenetrable. El castillo era de un tamaño similar al del resto de fortalezas que se pueden encontrar en la región y a pesar de no tener un gran tamaño ni una construcción muy cuidada, sus defensas eran sólidas y muy resistentes.

A su alrededor floreció años antes de la Guerra de los Ríos una pequeña ciudad en la desembocadura del río tral. Literalmente construida encima del agua, conectada por puentes y repleta de canales y olor a pescado, la pequeña ciudad de Mesrin constituyó todo un centro comercial donde se podían encontrar todo tipo de objetos provinientes de todas partes del continente desolado. De Mesrin se esperaban muchas cosas y se especulaba que en pocos años iba a poder rivalizar en poder y tamaño a Puerta del Tral y porque no, a Shamar. 

La ciudad fue completamente arrasada durante la Guerra de los Ríos por el Dragón de las Sombras en la conocida como Batalla de Mesrin. En dicha batalla murieron casi todos sus participantes y los que lograron escapar y sobrevivir, han muerto de viejos o se encuentran completamente enajenados por el horror que desató el Dragón y La'Shan. 

Mesrin en la Actualidad

En la actualidad poco queda de esa floreciente ciudad más allá del trazado de la misma y edificios en ruinas, aunque sigue siendo una maraña de caminos empantanados y de olor a pescado, un olor al que se le ha unido el característico olor a la descomposición de cadáveres, algo muy desagradable.  

El castillo sigue por supuesto, en pie, aunque no sea más que otra ruina que ejemplifica la caída de la casa y la ciudad de Mesrin. Se dice que en el interior del castillo se han despertado horrores dormidos desde época Ethuria que los codiciosos hermanos guardaban en sus catacumbas y que infinidad de tesoros esperan a todos aquellos con agallas para adentrarse en él, pues nadie fue capaz de recuperar nada de la supuesta riqueza de los Mesrin. Si decides visitar el castillo, deberás ir con cuidado pues es un auténtico laberinto, ya lo era antes de su caída y el desastre no ha hecho más que acrecentar este aspecto. 

Tanto el castillo como la ciudad siguen envueltos en una niebla espesa y de color verde que desataron los conjuros de La'Shan junto con el aliento pútrido del dragón de las sombras, creando una atmósfera casi irrespirable para cualquiera que no esté acostumbrado. Además siguen vagando por los restos de la antigua ciudad cientos de no-muertos en sus diferentes formas de no vida. La gran mayoría de ellos son miembros de los ejércitos que allí se habían reunido para la batalla, sin distinción de bandos. Las malas lenguas dicen, que algunos de los comandantes de la Santa Marcha se han convertido ahora en poderosas criaturas no muertas, aunque es algo que no se ha podido comprobar.  

Tal vez es por esto, que algunos miembros del joven condado Strauss, se dedican a vigilar estas ruinas y a proteger a los viajeros que las atraviesan, pues consideran que estarían en deuda con la sociedad de las Tierras Desoladas si fuera verdad que su antepasado, Erik Strauss, fuera uno de los actuales comandantes no muertos de Mesrin. Aunque como digo, esta cronista no ha podido comprobar ni nadie ha podido demostrar eso nunca. 

Lo único que debe de saber cualquier viajero es que este lugar, antaño una floreciente ciudad, se ha convertido en uno de los lugares más peligrosos de las Tierras Desoladas y solo encontrará muerte y dificultad en el camino. Por desgracia es el camino más directo hacia el condado Kalrait si no se quiere dar un rodeo por el norte.  

Lugares Interesantes

Antigua Capilla de Qhrâ

Esta antigua capilla se puede visitar aun dentro de las ruinas, aunque por lo que pude ver poco queda de la luz de Qhrâ en ella. Parece que al caer la ciudad fue presa de los horrores antes que ningún otro edificio y en la actualidad no es más que una sombra de lo que fue.

Las últimas informaciones indica que alguna banda de sectarios ha estado haciendo allí sus oscuros rituales, profanando el antiguo altar de diversas maneras.

Templo de Lham

El antiguo templo del dios elemental del mar fue en su tiempo el más grande e importante para esta religión. Aunque actualmente el edificio sigue en pie, la fe de Lham ha proclamado la desacralización del mismo y el abandono del edificio.

Tras el desastre de Mesrin varios clérigos de Lham de gran poder se dedicaron a cerrar mágicamente sus puertas y se llevaron todo lo que pudieron, no sin gran dificultad. Por lo que se, es imposible entrar al mismo sin la ayuda de un alto sacerdote de Lham.

El Fino Aroma

El fino aroma era el burdel de la ciudad. Se conocía o al menos era un secreto a voces, que era propiedad del gremio de ladrones. Por supuesto nadie ha acudido a él desde que la ciudad cayó y ya durante la Guerra se encontraba cerrado a cal y canto y sus trabajadores desaparecidos.

Si hay algún modo de entrar en él y si esconde alguna cosa, esta cronista lo desconoce, pero sabiendo como actúa el gremio de ladrones es posible que esconda algo más que olor a almizcle mezclado con putrefacción.

Castillo Mesrin

El castillo es el edificio más imponente de la ciudad sin duda alguna y se mantiene en pie. Aunque su estado es ruinoso y poco a poco van cayendo paredes y alguna torre, es una construcción muy grande y no parece que vaya a desaparecer en los próximos años.

Se sabe que en su interior los hermanos Mesrin escondían todo tipo de artefactos Ethurios y una gran fortuna. Sin embargo ningún aventurero que lo haya explorado ha encontrado dichos tesoros, sino un laberinto lleno de trampas, no-muertos y magia oscura que como humilde cronista recomiendo no visitar.

Se conoce que el castillo cuenta con una red de catacumbas en su interior que podrían llevar a lugares algo alejados de la ciudad, pero ni yo ni los miembros de la Vigilia de Cehaiss, el gremio de cazadores de no-muertos del condado Strauss, hemos podido comprobar.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.