Somos caballeros de la llama. No cedemos, ni huiremos, pues combatiremos hasta nuestro último aliento.

–Mesian Del'Elsh, Gran Maestre de la Orden de la Llama Eterna.

Caballeros de la Llama Eterna, efectuando una carga.

La Orden de la Llama Eterna se fundó como orden caballeresca al servicio de Rodgar, teniendo dos ramas, eclesiástica y secular. Tras las vicisitudes de la Guerra de los Ríos y viendo como la mayoría de sus líderes murieron en la batalla de Mesrin, ha perdido completamente sus directrices y actualmente se parece más a una banda de mercenarios que a una orden de caballería. En la actualidad actúan como ejército privado de todo aquel que pueda pagarlo, y aunque siguen siendo devotos seguidores de Rodgar, en su espíritu ya no está el ayudar a los demás ni sus miembros actúan como caballeros atados al código de caballería.

Debido a esta grave crisis tras dicha guerra, la orden empezó a aceptar a cualquiera que pudiera pagar su ingreso en ella con la esperanza de conseguir dinero para restaurar su esplendor. Esto solo ha conseguido una degeneración de los votos y una depravación entre sus miembros, pues se puede encontrar a todo tipo de hombres.

Cuentan con sede en el Castillo de Tarante, actualmente solo ésta y la de Shamar aguantan tras la desaparición de la sede de Galparan debido a la crisis económica posterior a la Guerra de los Ríos. Pese a que fue fundada en las región de los ríos por uno de nobles de esta región, pronto se trasladó a Tarante por las presiones que recibía de Puerta del Tral, donde numerosas familias nobles rivales que intentaban controlar la orden para sus propios intereses.

En la actualidad su influencia extiende por todo el continente y sus servicios son contratados por todo tipo de hombres poderosos. Sus relaciones tanto con el Bastión y el resto de los condados son respetuosas y en Puerta del Tral cuenta con un sacerdote que da apoyo en el templo de Rodgar. También lo son con la Santa Hermandad, siendo aliados en ocasiones puntuales.

Organización y Jerarquía

Antiguamente la orden estaba estructurada en dos ramas principales: Religiosa y no religiosa. En la actualidad esa distinción ya no existe y todos son miembros por igual. Siguen habiendo sacerdotes, sobre todo de Rodgar, aunque también de otros dioses que promueven la guerra y la violencia.

Estos encargan principalmente de bendecir a sus compañeros en la batalla, así como atender a los heridos o realizar los sacramentos sagrados para los que caen en la batalla. Tienen un papel importante en la orden, siendo los más importantes la figura del Capellán y el Prior, que actúan como principales asesores del Maestre de la misma.

El grueso de la orden está formada en su gran mayoría por guerreros y caballeros. Antes de la Guerra de los ríos estos ingresaban tras jurar una serie de votos que tenían que seguir fielmente y sin vacilar. Actualmente cualquier soldado, guerrero o caballero que pueda pagar su ingreso, es aceptado, lo que ha llevado a la total degeneración de la orden.

La orden se estructura en regimientos actualmente, estando al frente de cada uno de ellos un Capitán. En Tarante está el Capítulo del Fuego Eterno, al mando del Capitán Rojo, un semiorco llamado Murdarr Samesnet. El Maestre es el comandante en jefe y principal líder de las fuerzas armadas de la orden y reside en el castillo de Tarante. En la actualidad es el mismísimo Sven Ragnarsson, conde de Tarante, que al morir los líderes de la Orden la tomó como suya en un "acto de responsabilidad".

En Shamar encontramos el Regimiento del Cuervo Negro, capitaneado por el Capitán Negro, un elfo conocido simplemente como El Cuervo (de ahí el nombre del regimiento), un hombre sin duda misterioso y del que nadie conoce la identidad real aparte del maestre Sven. Este regimiento cuenta con un gran grupo de sacerdotes y fanáticos religiosos de todo tipo debido a la influencia religiosa de la ciudad papal.

Los capitanes tiene potestad para negociar los precios de sus regimientos, aunque nunca combatirán contra el otro regimiento ni aceptarán un trato si el Maestre opina que no debe ser aceptado.

Aunque en Puerta del Tral no tienen sede oficial, muchos caballeros y guerros de la orden acuden al gran templo de Rodgar para realizar sus rezos y alguna que otra reunión. Se rumorea incluso que dentro del mismo hay un pasaje oculto a una antigua Sede Capitular, aunque es solo un rumor que no ha sido confirmado.

Admisión en la Orden

Para ser admitido en la orden deberá el equipo adecuado para batallar de uno mismo en buenas condiciones, valorándose sobre todo a los combatientes. Todo aquel que reúna esos requisitos será entrevistado por el maestre de campo y representante de la Orden que opere en el sur, el encargado de los nuevos reclutas, que dará o no el visto bueno al mismo.

Todo aquel que quiera ascender en la orden, deberá demostrar sus cualidades de mando en la batalla y ser admitido como oficial por el Maestre o el capitán. Se rumorea que algunos de los oficiales de la orden han pagado grandes sumas por su ascenso, dentro de la espiral de corrupción que domina la orden...

Miembros destacados de la Orden

Importante
La Orden de la Llama Eterna es una organización formada principalmente por combatientes y sacerdotes, siendo Guerreros, Caballeros y Clérigos los que forman el grueso de sus filas.

Cualquier aspirante puede ponerse en contacto con la Orden en cualquiera de las sedes de los dos regimientos que esta están disponibles en las Tierras Desoladas.

En caso de querer saber un poco más sobre como funciona, no dudéis en contactar con el Staff del Servidor.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.