Inmensos, llenos de odio. Esos son los Picos, que contemplan desde su esplendor cómo las arenas del Desierto se comieron lo que un día fue un floreciente Imperio

–habitante del Oasis del Espino

Picos de la Ira.jpg

Los Picos de la Ira son la segunda cordillera más importante de las Tierras Desoladas. Corren muchas leyendas del por qué de su nombre, y, como fábulas que son, lo más probable es que todas mezclen datos de realidad y ficción indistintamente. Coronando la región norte del Halem, los picos son aún mucho más yermos y secos que los Montes Quebrados, unidos a estos por una zona central y componiendo la zona sur de la gran cordillera del continente, con forma de "C".

Fauna y flora

Conforme las arenas del desierto lamen las faldas de los primeros montículos de roca que componen los Picos, los granos de la estepa son invadidos por pequeños arbustos, cactus y zonas de prados aisladas que poco a poco se fusionan y se hacen continuas, conforme se asciende. No es raro encontrar lagunas que nacen de riachuelos sin nombre entre las rocas, motivo por el cual hay herbívoros de mediano tamaño, especialmente cabras de diversos tamaños y razas, poblando la zona. Hay también aves carroñeras y carnívoros de pequeño y mediano tamaño que son sustituidos por peligrosos osos de pelaje denso conforme se asciende.

Los Adhabila

Mian Situ Canyon Shadows oil on canvas 20x26 15000 low0.jpg

La presencia de la fusión del calor de las arenas y el verdor de la zona baja de las cordilleras llevó a numerosos nómadas del Desierto a asentarse en las laderas de los Picos. La mayoría son ganaderos, y se buscan la vida tejiendo y curtiendo pieles, o comprando y vendiendo piezas de ganado; otros, sin embargo, son autosuficientes. Entre los habitantes del desierto, a esta pequeña etnia se les conoce como los Adhabila o las Furias del Desierto.

Son ellos los que mejor conocen las sendas y peligros de los Picos, que apenas han sido explorados desde la región Sur del continente.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.