¡Por la gran llama de Serok, ve con cuidado!

–Advertencia

El señor de los volcanes, el fuego y la destrucción ígnea. Es el dios elemental más odiado de todos y también uno de los más destructivos.

Su relación con sus hermanos no es buena que digamos. Odia a Lham ya que puede apagar cualquier fuego, Darum también es capaz de hacerlo con el viento aunque a veces lo avive y Krag siempre que es atacado por el renace. Dunia lo odia ya que Serok es el causante de grandes destrucciones en la naturaleza. Kalah le cae bien y se comporta con ella como un hermano que se dedica a pinchar al más pequeño.

Serok es el que encendió la gran llama sagrada de Qrhâ.

No se conoce ningún templo ni capilla dedicado al señor de los grandes fuegos, pero cuentan las leyendas que en los picos de la Ira hay gran volcan adormecido y en sus entrañas hay un enorme templo dedicado a Serok. 

Los druidas combaten con furia a todo aquel que adore al señor del fuego y lo consideran uno de sus principales enemigos. Algunos hechiceros y magos, conocidos como Piromantes, se declaran sus principales adoradores y se rumorea que una secta ha nacido hace poco para extender el fuego purificador allá por donde va. 

Clérigos de Serok

Sus clérigos portan consigo una pequeña lámpara con una llama eterna, que solo se apaga al morir su portador. Realizan sus rituales, de gran espectacularidad, alrededor de grandes hogueras y realizando sacrificios en ellas.

Los clérigos de Serok rezan al amanecer o al mediodía. Dado que consideran que la llama sagrada se origina en el sur los rezos están orientados en esa dirección.

Dogma

Los aptos para tener éxito lo tendrán. La fe de Serok es de manera innata superior a las demás fes, particularmente a la de Lham. El fuego y la pureza son lo mismo. El humo es producido por el aire por pura envidia. La recompensa por la ambición lograda es el poder. Alcanzar un estado superior va inevitablemente acompañado de dificultades y sufrimiento personal de algún tipo.

Serok envía su fuego purificador para limpiarnos y templar nuestras almas para que así podamos alcanzar un estado puro. Espera ser probado y haz frente al desafío sin importar que dificultad o dolor conlleve. Aquellos por encima de ti ya han probado su valía, y merecen que les sirvas. Guía a los otros a la luz pura de Serok, para que así el pueda reforjar toda vida en su forma esencial.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.