Tierras Desoladas Wiki
Advertisement
Tierras Desoladas Wiki
La peor traición de todas es la de un hijo a sus padres. Destruid a los titanes, pues ellos solo quieren vuestra muerte.

–Qhrâ a sus hijos elementales sobre los titanes.

Atención
Esta información es desconocida para el 95% de los jugadores del servidor, solo aquellos con altos conocimientos en Saber Religión o aquellos con gran implicación con las iglesias de los dioses titanes, elementales, Qhrâ o Dunia, podrán conocer esto.

3460de10.jpg

Los titanes fueron la primera de las razas creadas por los dioses y que habitaron la Tierra. Fueron creados con forma humanoide por cada uno de los dioses elementales a instancias de Qhrâ, que consideraba que la Tierra que entre todos habían creado necesitaba una raza inteligente que la habitara.

Cada uno de los hijos de Qhrâ creó una raza titánica, a excepción de Dunia, que asumió que la naturaleza y la Tierra ya eran suficientes para ella. Así pues se crearon los titanes de Fuego, de piel rojiza; los titanes de escarcha de piel blanquecina como la nieve; los titanes de piedra, grises y resistentes como la roca; los titanes de agua, con cola de tritón; y los titanes del viento, con grandes alas que les permitían estar en contacto con su padre.

Características

Más allá de las características de cada raza concreta, los titanes tenían todos algunas características comunes:

Todos eran inmensos, tan altos como el castillo más grande que un humano pueda imaginar y con la fuerza suficiente para levantar montañas si era necesario y lanzárselas unos a otros.

En general tenían aspecto de persona humana de un tamaño desproporcionado y con las facciones muy marcadas, sumadas a las características especiales de cada una de las razas, les hacían seres grandiosos y que si cualquiera ahora los viera temblaría con su sola presencia.

Se sabe que además de gran tamaño y fuerza, tenían poderes mágicos proporcionados por los dioses que hacían que su vida fuera más sencilla.

Se desconoce con exactitud cuantos años podían vivir, pero muchos sacerdotes actuales opinan que eran criaturas que podrían vivir varios miles de años.

Organización de los titanes

Cuando fueron creados, los dioses elementales pusieron al frente de cada una de las razas al primero de cada una de ellas para que los gobernara, pues confiaban en sus primeros hijos y sabían que bajo su guía sabrían llevarlos por el buen camino.

Los titanes se reprodujeron durante siglos hasta alcanzar unas poblaciones estables más o menos grandes, aunque se desconoce su número, sí se sabe que se organizaban en reinos o entidades similares y que desarrollaron la arquitectura, las artes y la tecnología, aunque todo de forma muy primitiva. Culturalmente fueron los creadores del primer idioma y escritura conocidos.

Poco más se sabe acerca de como estaban organizados, se desconoce si hubo más de un reino por cada raza o cada una se organizó en su propio reino.

Las guerras titánicas

Origen del conflicto

Cuando ya habían pasado siglos y los titanes estaban más que establecidos y desarrollados se dieron cuenta de que no iban a poder alcanzar más poder ni su cima si sus padres divinos no lo deseaban y eso era algo que muchos de ellos no podían soportar, pues la envidia y la avaricia podían con muchos de los titanes.

En un concilio secreto entre los representantes más importantes de cada una de las razas decidieron elaborar un plan para conseguir todo aquello que muchos anhelaban, el poder divino, poder equipararse a sus padres divinos y gobernarse sin las injerencias de unos dioses a los que habían aprendido a odiar con el paso de los años.

Para ello decidieron que la forma más simple de presionar a Qhrâ era secuestrar a su hija, Dunia, el ser más preciado para el padre de los dioses. Pero no todos los titanes estaban de acuerdo con tal plan y cuatro de los líederes junto con algunos titanes del viento se rebelaron y acudieron al Monte Celestial para contarle a Qhrâ los planes de sus hermanos.

El Conflicto

Al enterarse de esto la furia de Qhrâ fue inmensa y convocó a todos sus hijos. Allí en presencia de los titanes que aun le eran fieles y de toda su prole, Qhrâ declaró que la raza de los titanes no era de fiar y que sus hijos habían fracasado en su intento por controlarlos y crear una raza que poblara la Tierra. Por eso les declaraba la guerra a los titanes y para asegurarse la victoria y como recompensa a su lealtad, recompensó a los cuatro líderes titanes con la divinidad que sus hermanos rebeldes tanto ansiaban.

Estos nuevos dioses fueron Cehaiss, Lughma, Rodgar y Elaa. Gracias a ellos el futuro panteón de la Tierra había sentado sus bases, pues Qhrâ vio que las razas menores tenían mucho que ofrecer.

Gracias a estos nuevos dioses y a los dioses antiguos, a Qhrâ no le resultó difícil derrotar a la raza titánica en diversas batallas hasta acorralarlos a todos en sus respectivos reinos. Con la rebelión exterminada Qhrâ dio por finalizada la guerra, un conflicto que costó gran cantidad de vidas de titanes, llegando dos de sus razas incluso a desaparecer: los titanes del viento de alas emplumadas y los titanes de agua de cola de tritón.

Desenlace y desaparición de los titanes

Tras la derrota, los titanes aceptaron todos los castigos que Qhrâ les impuso. Solo los titanes de la escarcha conservaron parte de su reino debido a que este se ubicaba en las lejanas islas del norte, donde no llegó prácticamente la guerra, pero fueron desposeídos de todo poder. Tanto los titanes de fuego como los de tierra fueron obligados a esconderse en los lugares más recónditos, donde no molestarían a las razas que vendrían en un futuro.

A todos ellos se les prohibió habitar el resto de la Tierra. Qhrâ fue implacable y les redujo considerablemente el poder, haciendo que la que antaño había sido una raza poderosa y altanera, ahora fuera una más de las razas que habitarían la Tierra.

Esta pérdida fue degradándolos física y mentalmente, haciendo que las sucesivas generaciones fueran transformandose en lo que hoy en día conocemos como gigantes, quedando los titanes extintos tras unos miles de años de descendencia.

Actualmente los titanes son solo una vieja leyenda que corre entre algunos de los gigantes más organizados e inteligentes. Para el resto del pueblo de las Tierras Desoladas, ni siquiera existieron o son completamente desconocidos.

Advertisement